Este sitio es propiedad de cookies de terceros.
Si usted continúa con nosotros, entendemos que acepta nuestro uso de cookies.

  • Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, debes aceptar nuestro uso de cookies. Más información.
Home

Cómo poner contraseña a un USB

Mendigo31

Usuario Destacado
Fan de OpenSPA
#1
Quizás no lo sepáis, pero es posible poner contraseñas a dispositivos USB. Una medida de seguridad que puede ayudarnos si transportamos documentos personales o archivos importantes en dichas unidades, evitando así que nadie, sin la contraseña adecuada, pueda acceder a ellos.
Es una medida especialmente útil para evitar disgustos en caso de pérdida del aparato, ya sea por pérdida o para evitar miradas indiscretas. Prácticamente todos los sistemas operativos dan la opción de cifrarlos para que queden protegidos por una contraseña a elección del consumidor.
Cómo poner una contraseña a un USB con Windows
La mejor opción para poner contraseña a pendrives -o cualquier unidad externa- con Windows es Bitlocker, una herramienta de Microsoft preinstalada en prácticamente todas las versiones de su sistema operativo. Si no lo tenéis en vuestro equipo, podéis acceder a su página de descarga para haceros con la versión correspondiente -de 32 o de 64 bits-.
Una vez con Bitlocker instalado, hay que activarlo desde la carpeta “Este Equipo”, que es donde se encuentran todas las unidades de almacenamiento. Una vez ahí, solo queda pulsar el botón derecho y elegir la opción Activar Bitlocker.
A partir de ahí, se iniciará un sencillo proceso en el que básicamente tendremos que seguir los pasos. Nos aparecerá la opción “Usar una contraseña para desbloquear la unidad”, y a continuación tendremos que escribir dos veces la clave para confirmarla.
Entonces, Windows generará una clave de recuperación en el caso de que la olvides, dejándote escoger si la guarda en tu cuenta de Microsoft o imprimirla.
Después, el sistema te pedirá escoger entre un cifrado más rápido y uno lento. La diferencia es que la lenta cifrará también los datos que hayas borrado pero sean recuperables. Hay que tener en cuenta que cifrar archivos es una medida de seguridad que sirve para que no puedan ser leídos aunque alguien acceda a los documentos.
Después, solo queda elegir el Modo de Cifrado. Siendo un USB, la opción que tenemos que escoger es la del Modo Compatible, ya que así se nos permitirá utilizar el pendrive en otros sistemas con Windows.
Tras unos simples pasos más, el sistema hace repaso de nuestras decisiones para asegurarnos de haber elegido las opciones correctas antes de aceptar y que de comienzo el cifrado.
Una vez pulsemos Confirmar, se iniciará el proceso y, cada vez que utilicemos el dispositivo USB, se nos pedirá la contraseña que hayamos determinado a lo largo de este proceso.
Esta metodología no es la única válida para proteger con contraseña un USB a través de Windows. Hay otros programas como RoHos Mini Drive o USB Safeguard, pero es una de las más sencillas para dotar de contraseña a dispositivos externos.
Cómo poner una contraseña a un USB con macOS
Poner contraseña a un USB con un Mac es mucho más fácil. Basta con conectar al equipo una unidad formateada y pulsar el botón derecho sobre su icono del escritorio. Tras eso, basta con pulsar la opción “Encriptar” para añadir la contraseña que queramos para proteger el dispositivo.